SU FAMILIA Y EL FUTURO DE SU NEGOCIO

Se ha preguntado usted alguna vez, sobre el desarrollo de su negocio y ¿cómo esto afecta el desarrollo de su familia?

Todos los emprendedores y emprendedoras tenemos un propósito bien claro, y es que si nos va bien con el negocio lo que haremos es ayudar a nuestra familia, bien sea a la familia inmediata, como también a los familiares cercanos y aún hasta los más lejanos. Pero esto es un sólo deseo, porque la realidad es muy diferente.

Generalmente se pierde el equilibrio. Y cuando se descuida la familia por cuidar el negocio las consecuencias pueden ser muy desagradables.

He tendio la oportunidad de trabajar para pequeños negocios en New Jersey, donde el dueño lo único que piensa es en hacer dinero, y cree que con darle dinero a sus hijos y esposa todo esta bien. Y cuando sus familiares lo buscan y les da dinero, y lo alaban y rodean para acompañarlo a tomar licor, todo esta bien.

Y quizás los hijos y la esposa están bien, aparentemente. Pero¿Qué pasa con el ejemplo que el líder está dando no sólo en su familia, sino en su negocio?. ¿Dónde han quedado aquellos pensamientos y deseos iniciales de ayudar?. ¿O es que acaso la ayuda es sólo en dinero?. Quizás el dinero sirve para resolver algún problema inmediato, pero no resuelve otro tipo de necesidades que tienen los seres humanos y más cuando se trata de la familia.

¿Qué me gano yo como dueño de un negocio en crecimiento y con dinero, sí estoy perdiendo a mi familia?

Si el futro del negocio lo estoy orientado para que mis hijos puedan ir a la universidad, entonces debo crear inteligentemente y sabiamente un equilibrio entre el negocio y mi familia. Quizás si involucro a la familia en el negocio éste se pueda perpetuar en el futuro por varias generaciones, pero si tengo un negocio sólo para sacar dinero, es muy probable que pierda el equilibrio y a la final quede sin negocio y sin familia. O si el interés es sólo por amor al negocio, entonces pierdo la familia y quedo con el negocio.

La familia es cosiderada cómo la célula de la sociedad. Entonces si tengo un negocio prospero debo cuidar de la prosperidad de mi familia, no solo económicamente sino también en términos de relaciones sanas y edificantes entre todos los miembros de mi familia. Debo invertir tiempo valioso y  precioso con mi familia.

Quiera su negocio, pero quiera más a su familia.

Le deseo muchos éxitos en su negocio y mucha paz en su familia.

Para asesoría escríbame

ivan@agilcomm.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *